Manufactura - Glashütte Original

Glashütte Original, Hauptgebäude der Manufaktur in Glashütte

Todo bajo un mismo techo

El corazón de Glashütte Original late en el interior del edificio de su manufactura: aquí, bajo un mismo techo, se fabrican con esmero y se montan cuidadosamente miles de componentes de precisión.

En el corazón de la ciudad de Glashütte se encuentra una manufactura luminosa y moderna. Glashütte Original. Gracias a nuestros excepcionales estándares de calidad en la producción, podemos diseñar y fabricar nuestros relojes de forma interna casi en su totalidad.

Con unas generosas proporciones y más de 10 000 metros cuadrados de superficie, el moderno edificio de la manufactura es un centro de producción y, a la vez, un mundo de experiencias. Las estructuras limpias y los materiales transparentes de su arquitectura funcional reflejan los altos estándares implícitos en el sello de calidad «Made in Germany». En sus cuatro plantas, los pasillos unen los diferentes talleres y ateliers, así como los departamentos responsables de la producción y el montaje final.

Glashütte Original conserva una tradición en la que la perfección artesanal y los materiales selectos se combinan con tecnologías de producción innovadoras. Como desarrolladores y fabricantes independientes de nuestros propios movimientos, tenemos buenas razones para llamarnos «manufactura». Esta es una afirmación ambiciosa: durante el proceso de fabricación de los relojes que tiene lugar aquí, aún se llevan a cabo a mano muchos de los pasos más importantes.

El origen de Glashütte Original

Las raíces de Glashütte Original se remontan a 1845. Hace más de 175 años, los primeros relojeros llegaron a Glashütte, en Sajonia, para fabricar relojes y piezas relojeras en su ciudad natal y, con el tiempo, crear relojes de renombre en todo el mundo. Glashütte Original procede de esta tradición de artesanía precisa y elegante, y sigue escribiendo la historia ininterrumpida del arte de la relojería alemana hasta hoy.

Características típicas

Los grandes logros de la manufactura de relojes se revelan en los elementos de diseño característicos de un Glashütte Original. La elegante decoración de los componentes del mecanismo, exquisitamente terminado a mano, es una obligación natural de nuestros exigentes principios de calidad, conforme a la tradición de los antiguos maestros.

En el banco de pruebas

Glashütte Original promete la máxima calidad en cada uno de sus relojes en términos de precisión, estabilidad, reserva de marcha y diseño elegante y atemporal. Para ello, la línea Senator Excellence y los modelos SeaQ con el movimiento Calibre 36 de la manufactura se someten a una serie completa de pruebas durante 24 días que son incluso más exhaustivas que las rigurosas pruebas del cronómetro alemán. A continuación, el nuevo reloj de buceo SeaQ Panorama Date se somete a pruebas adicionales de hermeticidad.