El comienzo de todo - Glashütte Original

Glashuette_Original-the_beginnings

El comienzo de todo

A mediados del siglo XIX, en un pequeño valle de los montes Metálicos, a solo 30 kilómetros de Dresde, la capital del estado sajón, comenzó a desarrollarse una historia de éxito única. En 1845, los primeros relojeros empezaron a asentarse en Glashütte gracias al respaldo económico del gobierno.

Con la ayuda de un préstamo del Reino de Sajonia, comenzaron a formar a los habitantes de la ciudad, que más tarde se convirtieron en relojeros independientes. Esto sentó los pilares de la industria relojera sajona y los relojes de Glashütte pronto se convirtieron en sinónimo de calidad sobresaliente en todos los rincones del mundo. Para preservar estos conocimientos para el futuro, se fundó la Escuela de Relojería Alemana de Glashütte en el año 1878.