Senator Chronometer Tourbillon – Edición limitada

13/05/2019

Senator Chronometer Tourbillon – Edición limitada

Presentación de una primicia

En la pequeña villa sajona de Glashütte, la elegancia y la mecánica se reúnen desde hace años en unos relojes acabados con sofisticación. En 1920, el maestro relojero Alfred Helwig otorgó al tourbillon, una de las complicaciones de alta relojería más complejas, una apariencia de ingravidez al anclar el mecanismo únicamente en una cara. Hoy, Glashütte Original presenta el invento de Alfred Helwig en una versión actualizada y altamente sofisticada. La manufactura sajona ha logrado, por primera vez, combinar un tourbillon volante con un mecanismo de parada del segundero, puesta a cero y fiador del minutero, lo que permite ajustar la hora con enorme precisión. Esta primera edición mundial, en platino, está limitada a 25 piezas; el modelo está certificado oficialmente como cronómetro.

13/05/2019

El tourbillon: tradición en movimiento
Aunque resulta fascinante admirar el giro de una jaula de tourbillon, el objetivo original de este mecanismo consistía en aumentar la precisión del reloj. Tanto en voladizo («volante») como anclado con un puente al modo clásico, este «remolino» gira, junto con todo el sistema de oscilación y escape, sobre su propio eje. En el pasado, esto permitía contrarrestar los efectos de la fuerza de gravedad en el rendimiento de la marcha de los relojes de bolsillo. En los relojes de muñeca modernos, el tourbillon sirve, ante todo, para demostrar el excepcional savoir-faire relojero del maestro, algo que los entendidos de todo el mundo son capaces de apreciar.

Glashütte Original demuestra que un tourbillon todavía puede cumplir su propósito original. El mecanismo de parada del segundero, la puesta a cero y el fiador del minutero garantizan la sincronización de las agujas de los minutos y los segundos, lo que permite ajustar la hora con enorme precisión: la jaula giratoria del tourbillon se detiene en el momento en que se extrae la corona; puesto que el segundero está montado en la jaula, este también se detiene inmediatamente.

Los relojeros de la manufactura acogieron gustosos el desafío que suponía encontrar un modo de detener el tourbillon volante y combinarlo con la capacidad de ajustar la hora con precisión. Y dieron con una solución tan innovadora como bien concebida. Glashütte Original ha solicitado dos patentes para esta compleja construcción. Para ajustar el tiempo, es preciso extraer la corona.

Al hacerlo, se activa un embrague vertical que bloquea la jaula del tourbillon y, con ella, el volante, en la posición en la que se encontrase en ese momento. Si se sigue extrayendo la corona y se mantiene en posición, el segundero avanza en sentido dextrógiro hasta el cero, mientras que la aguja de los minutos avanza hasta el siguiente índice entero. Durante este proceso, un amortiguador de rotación garantiza la suavidad del movimiento. A continuación, se puede soltar la corona, mientras el segundero pequeño se mantiene en el cero, y es posible ajustar la hora al minuto preciso mientras la corona se mantiene extraída. En el momento indicado, se vuelve a introducir la corona, lo que libera el segundero; de este modo, se garantiza una sincronización perfecta entre minutos y segundos. Además, por primera vez, esta versión ha sido equipada con protección frente a impactos en ambos lados del tourbillon volante.

El calibre 58-05 de cuerda manual: precisión cronométrica en un elegante atuendo
La elevada precisión de la marcha del Senator Chronometer Tourbillon - Edición limitada ha sido confirmada por un instituto de pruebas independiente. Cada reloj está certificado como cronómetro, de conformidad con la norma DIN 8319, por el Servicio de Calibración Alemán en Glashütte. El reloj se somete a 15 días de pruebas en cinco posiciones distintas y a tres temperaturas diferentes. Además, una espiral de silicio otorga una mayor protección contra campos magnéticos y cambios térmicos. El calibre 58-05 de cuerda manual, que late a una frecuencia de 21 600 semioscilaciones por hora, dispone de 70 horas de reserva de marcha con la cuerda completa, lo cual se hace patente por medio de la indicación a tal efecto en las 9 h.

El diseño: transparencia y múltiples capas
La caja de platino de 42 mm presenta un movimiento con acabados decorativos de gran sofisticación. Bajo la esfera descentrada de color azul galvánico, trascienden unas fascinantes vistas de la combinación de distintos niveles y acabados. La esfera y el tourbillon volante se alzan cual torrecillas sobre las mitades inferior y superior del movimiento, lo que otorga al conjunto un espectacular efecto tridimensional. El diseño abierto y un anillo de cristal de zafiro parcialmente transparente que alberga la escala de los segundos atraen la mirada del espectador hacia las profundidades del reloj. Completan la decoración diversos grabados a mano y el clásico acabado barrado Glashütte.

Por si fuera poco, un detalle especialmente sofisticado luce discretamente en el borde superior de la esfera: el anillo superior con efecto de espejo muestra, en las 12 h, la inscripción «Chronometer Tourbillon», grabada de forma inversa en el cierre de la esfera. También la parte trasera de este reloj incluye acabados tradicionales, fascinantes y elaborados. Completa este modelo una correa de piel de aligátor de Luisiana de color azul oscuro con cierre desplegable de platino.

Related news

Press bundle

Feel free to download high resolution images and the English press release for your disposal:

You're downloading 0 pictures and an english press release