Visita virtual

  • La manufactura

    Centro de producción y mundo de experiencia

30/04/2018

La manufactura de Glashütte Original, en el corazón de Glashütte, es luminosa, abierta y moderna. Es aquí donde nuestros relojes son diseñados y, gracias a nuestro excepcional nivel de producción, hechos con componentes producidos casi en su totalidad en la empresa. Nos complace invitarle a que, entre bambalinas, conozca más de cerca cómo hacemos nuestros relojes.

El moderno y generoso edificio de la manufactura alberga un centro de producción de 10.000 metros cuadrados y un fascinante mundo lleno de experiencia al mismo tiempo. Con sus líneas limpias y materiales transparentes, la arquitectura funcional refleja los altos estándares implícitos en la declaración "Made in Germany". Los distintos ateliers, talleres y departamentos encargados de la producción y el montaje final están situados en cuatro pisos conectados por corredores.

Glashütte Original mantiene una tradición en la que la perfección artesanal y los materiales seleccionados se combinan con tecnologías de producción de última generación. Como desarrolladora independiente y siendo una relojera con un nivel de producción excepcional, tenemos buenas razones para ser conocidos como una "manufactura". Es un término amplio: en el proceso de hacer relojes aquí todavía se realizan muchos pasos decisivos a mano, "per manum". Por lo tanto el secreto de nuestros refinados relojes reside en los diestras y laboriosas manos de los relojeros, que hacen de cada modelo un verdadero original.

30/04/2018
  • De la idea a la creación de un reloj

    Los distintos pasos del proceso de producción se ilustran en cuatro plantas de forma transparente, informativa y entretenida. El camino de aprendizaje sigue la secuencia de procesos de producción muy de cerca, y comienza con la planificación del producto y el diseño industrial, acompañando así la creación de un original de Glashütte desde la idea hasta la realización.

  • Prototipos y herramientas

    La manufactura produce componentes individuales, pero también hace muchas de sus herramientas. Aquí, como en otros lugares, la prioridad es la máxima precisión y el uso de tecnologías de última generación. Entre estas últimas se encuentran procedimientos tan complejos como la electro-erosión, que permite un corte de precisión con una tolerancia de 5 milésimas de milímetro.

  • Decorado con precisión

    Con gran dedicación y sutil destreza, los muchos componentes afiligranados de cada mecanismo de relojería son realzados con ornamentación decorativa. Ya sea un biselado meticuloso, una galvanización elaborada, un pulido brillante o técnicas tradicionales de pulido: cada elemento, sin importar cuán pequeño sea, está decorado individualmente con una destreza artesanal excepcional.

  • Perfección de una obra de arte

    Incluso un mecanismo relativamente simple de Glashütte Original requiere que el relojero destine muchas horas a ensamblarlo y ajustarlo. Los mecanismo más complejos y ambiciosos con complicaciones impresionantes, como por ejemplo el Senator Cosmopolite o el PanoLunarTourbillon, que exigen la atención dedicada de un maestro relojero durante un lapso de hasta veinte días de trabajo.

  • Exigente prueba final

    Tan pronto como el reloj ha tomado forma, debe enfrentar un examen exigente: las pruebas finales. Solo cuando se haya confirmado su precisión y calidad excepcional, el nuevo reloj podrá abrirse camino en el mundo como embajador de una moderna alta firma de relojería que establece estándares para el mundo.